domingo, 18 de noviembre de 2012

MUERTE EN VERANO


                                  
  Muerte en verano. Benjamín Black. Alfaguara. 2012. 298 páginas.

Benjamín Black es el seudónimo con el que el escritor irlandés John Banville (1945) firma sus novelas de género negro. Con este nombre, ha publicado anteriormente cuatro libros editados en España por Alfaguara. En tres de ellos el protagonista es el doctor Quirke, un médico forense con vocación de detective que también protagoniza Muerte en verano, la última novela firmada por el alter ego de Banville.

Aunque hay alusiones a los relatos anteriores, Muerte en verano se lee sin ningún problema de manera independiente. La acción se desarrolla en Dublín, en la década de los años 50, durante un verano inusualmente caluroso en la capital irlandesa. El relato se inicia con el supuesto suicidio de Richard Jewel, un magnate de la prensa y rico hombre de negocios con muchos enemigos y poca gente que lo aprecie. Tanto el inspector Hackett como el doctor Quirke descubren enseguida que Jewel no se ha quitado la vida sino que ha sido asesinado. Y ahí comienza una investigación en la que el principal sospechoso es el rival en los negocios del fallecido. También la esposa y la hermana de Jewel pueden parecen implicadas en su muerte. La primera es una atractiva, elegante y seductora mujer francesa con aires cinematográficos de femme fatal; la segunda, una joven que sufre graves trastornos psicológicos. A ellas se añade una tercera mujer, la hija de Quirke, que comenzará a salir con el ayudante de su padre en el hospital. La  resolución de la intrincada trama pone al descubierto hechos inesperados que aquí obviamente no puedo ni debo revelar.

La novela presenta un ritmo rápido y absorbente que no decae en ningún momento. Mantiene varias líneas argumentales que poco a poco se entrelazan tejiendo una tupida malla narrativa. Además de los elementos propios de la investigación, cuyo peso lleva mucho más el forense Quirke que el inspector Hackett, hay en la novela espacio para la descripción del amor, la seducción y las relaciones sentimentales que afloran entre los personajes. El relato evoca por momentos a algunas películas clásicas del género negro: hombres con traje y sombrero, mujeres elegantes y misteriosas y considerables dosis de alcohol y cigarrillos. Muerte en verano está muy bien construida y estupendamente escrita, como no podía ser de otro modo en uno de los grandes autores actuales que con su nombre real, John Banville, acaba de publicar en España su esperada nueva novela, Antigua luz, que tenemos intención de reseñar aquí la próxima semana.

Carlos Bravo Suárez

No hay comentarios: