domingo, 21 de julio de 2013

TRES NOCHES

         
                   Tres noches. Austin Wright. Salamandra. 2012. 380 páginas.

Austin Wright (1922 – 2003) escribió siete novelas y cuatro libros de crítica literaria que no tuvieron demasiada repercusión en su momento. Sin embargo, con el paso del tiempo su novela Tony and Susan, publicada en Estados Unidos en 1993, ha ido ganando en prestigio y revalorización. El pasado año fue editada en España por Salamandra con el título de Tres noches.

Tres noches contiene en cierto modo dos novelas en una. Susan, una mujer casada y madre de dos hijos, recibe un manuscrito de su exmarido Edward, del que se separó cuando los intentos de él por ser escritor no acabaron de fructificar. El texto recibido contiene una novela titulada Criaturas nocturnas que cuenta la historia de Tony Hastings, un reputado profesor de matemáticas que es asaltado una noche en la autopista cuando con su mujer y su hija se dirigía a Maine procedente de California para iniciar sus vacaciones estivales. Con cierto temor y muchas suspicacias, buscando posibles alusiones subliminales o indirectas a su pasada relación, Susan lee, a lo largo de tres intensas noches y aprovechando la ausencia de su marido por un viaje de trabajo, el manuscrito enviado por Edward.

De este modo, en Tres noches se van intercalando dos historias paralelas: la de Tony, que vive una aterradora pesadilla en la que se va a ver atrapado durante un largo tiempo; y la de Susan, que además de leer la historia de Tony, reflexiona sobre su matrimonio actual con Arnold y recuerda el tiempo pasado junto a su anterior marido.

El relato Animales nocturnos, que ocupa buena parte del libro, se puede inscribir en lo que ha venido en denominarse como thriller psicológico. Una historia de suspense que arranca con buen ritmo y atrapa al lector con su ambiente turbador, inquietante y angustioso. Tal vez en el último tercio la novela pierde algo de fuerza y cae en alguna exageración, pero las dos historias paralelas se cierran acertadamente con finales bien resueltos.

Además de la intriga, Tres noches aborda temas como la violencia gratuita, la pena de muerte, la venganza, la dificultad de hacer justicia, el ajuste de cuentas al margen de la ley o la rutina del matrimonio. Y, de una manera destacada, los problemas de una persona pacífica e intelectual como Tony Hastings para hacer frente a los hombres de acción y a la maldad y la violencia que le desarman y le dejan sin capacidad de respuesta inmediata.

En su conjunto estamos ante una narración metaliteraria que, de una manera original y bien ensamblada, trata de la propia literatura y reflexiona en algunos momentos sobre el oficio de escribir. Con todo, el lector puede terminar tal vez con la sensación de que al relato le falta algo para ser completamente redondo.


Carlos Bravo Suárez

1 comentario:

Ánchel Bardaxí dijo...

Completamente de acuerdo, la acabo de leer. Felicidades por el articulo. Un saludo.